Vídeos

Loading...

jueves, 30 de septiembre de 2010

Matricaria

Chrysanthemun parthenium(Chrysanthemun parthenium) La matricaria es una hierba bienal o perenne, perteneciente a las compuestas tubulifloras.
Posee un tallo rollizo, anguloso, endurecido por la base y muy poblado de hojas -todas ellas sujetas sobre sus respectivos pezones, aunque a medida que avanzamos en altura estos se van haciendo cada vez más cortos.
En lo alto del tallo se forma un ramillete de cabezuelas, a manera de copa, ya que todas alcanzan la misma altura.
Es una hierba propia de lugares frescos y herbosos, que se cultiva con frecuencia en parques y jardines.
Florece a finales de la primavera y comienzos del verano.
De uso medicinal son las hojas y extremidades, que deben ponerse a secar nada más ser arrancadas. Una vez secas, se guardan en frascos herméticos para que la humedad no altere el producto.
La matricaria contiene una esencia que oscila entre el 0,05 y el 0,4%. También aparece ácido tánico, sustancias amargas y fitosterina.
La esencia tiene un color amarillo o verde oscuro y comunica su característico olor a la planta, que recuerda algo al aroma de la manzanilla. De hecho, las propiedades de esta planta son similares a las de la manzanilla común, aunque esta es menos agradable al paladar y los efectos son todavía más suaves.
Las acciones farmacológicas son: aperitivo, eupéptico, ligeramente sedante, acelerador de la menstruación y espasmolítico; además, últimamente se han detectado algunos compuestos con propiedades antimicrobianas. Por todo ello, está especialmente indicada en digestiones lentas, falta de apetito, menstruaciones escasas, insomnio y espasmos gastrointestinales. También es adecuada en caso de migrañas, dolores musculares, artritis, dolores reumáticos. Se recomienda asimismo su uso en la prevención de jaquecas, en especial las que con frecuencia acompañan a la menstruación. (Antaño se usaba esta planta como calmante en el parto y para facilitar la expulsión de la placenta.)
Solamente está contraindicada en embarazos y en la lactancia. También se advierte que la planta en estado fresco puede producir dermatitis por contacto.
Se puede encontrar en infusión, decocción, tintura, pastillas o comprimidos y gotas, polvos o la planta fresca.
-Infusión. Se emplea una pequeña cantidad de las hojas y/o extremidades en una taza de agua hirviendo. Se toman tres tazas al día, después de las comidas.
-Polvo. De 100 a 250 mg., suelto o encapsulado, después de las comidas.
Para obtener un efecto beneficioso, el tratamiento debe durar varios meses, reduciendo la dosis progresivamente y estableciendo periodos de descanso. Siempre se ha de utilizar bajo prescripción y supervisión de un experto.
Digestivo. Aperitivo. Sedante.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Espliego

Lavandula spica(Lavandula spica) Planta perenne, leñosa, que todos los años renueva los vástagos herbáceos que pueden llegar a medir cuarenta centímetros de altura.
Las hojas, alargadas y finas, se distribuyen opuestas sobre el tallo.
Las flores de color azul que se disponen en la extremidad del tallo son muy aromáticas y proporcionan un olor característico.
Su cultivo es bastante fácil y se puede realizar tanto por medio de semillas como de esquejes, siendo estos últimos los más recomendados, pues así nos aseguramos de que la nueva planta posea exactamente el mismo olor que la planta original.
La floración se produce en verano.
Para la recolección se deberá contar con una planta de al menos dos años, y proceder a la misma cuando las flores se hayan abierto, ya que la parte a recolectar es la sumidad florida; así que lo óptimo es hacerlo un día soleado y bien entrada la mañana.
Es también muy importante, al efectuar la recolección, el recoger solo la sumidad florida, sin dañar el resto de la planta, ya que al ser perenne y estar lignificada se facilita la regeneración y así al año siguiente podremos volver a aprovechar la misma planta.
Como en su esencia posee componentes alcohólicos como el linalol, geraniol y borneol, el secado se debe efectuar a la sombra y siempre a una temperatura inferior a los 35 ºC, pues en caso contrario se evaporarían estos alcoholes, con lo que se perdería la actividad terapéutica del producto así obtenido.
Para su perfecta conservación, se procederá a guardarlo en latas bien cerradas.
La esencia de lavanda puede producir alergias en individuos sensibles, en los que puede llegar a provocar una excitación del sistema nervioso central.
Por otra parte, si se administra por vía oral puede dar lugar a un efecto anestésico general, con los peligros que esto conlleva.
Se emplea como sedante, antiepiléptico, carminativo, diurético, espasmolítico y cicatrizante.
-En infusión. Treinta gramos de la sumidad florida por litro, para tomar después de las principales comidas.
-Inhalaciones húmedas. 5 a 10 gotas de esencia por cada 50 cm3 del preparado.
-Aerosoles. Un gramo por cada 50 cm3 de preparado; se procederá previamente a la comprobación de la no existencia de alergias, aplicándolo durante quince segundos y esperando un máximo de treinta minutos para confirmar la no existencia de reacción alérgica a la lavanda.
-Decocción. 30 a 50 gramos de la sumidad florida en un litro de agua, durante diez minutos; aplicarlo después de forma tópica, mediante compresas o realizando lavados, irrigaciones... según la zona a tratar.
-Maceración oleosa. Treinta gramos de la sumidad florida en aceite de oliva, dejándolo dos horas al baño maría, y hasta un día de maceración. Se emplea contra el eczema seco.
-Alcoholato. Se procede a la maceración del mismo peso de sumidad florida fresca que de alcohol de 96º; filtrando posteriormente esta solución y exprimiendo el residuo que queda de esta operación se consigue el alcoholato.
Sedante. Diurético. Hipotensor.

martes, 28 de septiembre de 2010

Ortiga menor

(Urticaria urens) Es una planta anual que no alcanza más de dos palmos de altura.
El tallo es bastante delgado y tieso.
Las hojas nacen del tallo unidas por un pequeño rabillo que es, como toda la planta, bastante fino. Son pequeñas, con forma ovalada y bordes dentados.
Las flores de esta planta son poco vistosas, bastante pequeñas y están formadas por un cáliz que suele tener cinco sépalos y cinco estambres. Normalmente florecen durante todo el año, incluso durante el invierno si la planta se encuentra en lugar recogido.
Se usa toda la planta y por tanto se recolecta entera.
Puede utilizarse seca o recién recogida, por lo que parte de las ortigas se ponen a secar en un lugar sombrío y sin humedad y el resto se mantiene fresco para su posterior uso.
Sus aplicaciones son:
-Desde hace muchos años se emplean en hemorragias, ya que actúan como buen vaso-constrictor.
-En algunas ocasiones se utilizan como remedio casero en casos de intoxicación con moluscos y crustáceos.
-Se emplea asimismo para curar problemas reumáticos, frotando la planta recién arrancada directamente sobre la zona afectada.
-Además de las propiedades comunes, la ortiga menor se utiliza en quemaduras de primer grado y en urticarias.
Y es que la ortiga menor es una planta bastante utilizada en diferentes campos de la medicina, a pesar de que en un principio pueda resultarnos muy desagradable, ya que como habremos podido comprobar la mayoría de nosotros, cuando nos acercamos a ella sin la protección adecuada produce un desagradable escozor en la zona donde hayan penetrado los pelos urticantes.
-Cocimiento. Se pone agua a hervir y se añade un puñado de ortigas. Después se cuela y se pueden tomar todas las tazas que se deseen, pues es un buen alimento, especialmente para los diabéticos.
-Jarabe. Se utiliza el agua con que se hierve las ortigas, después de filtrarla, y se añade una gran cantidad de azúcar. Se puede conservar durante mucho tiempo y tiene los mismos efectos que la cocción, aunque ya no lo pueden tomar los diabéticos al contener gran cantidad de azúcar.
-Tintura. Se utiliza la planta desecada y alcohol. Este preparado es muy eficaz en problemas de piel.
Diurético. Astringente. Remineralizante.